miércoles, 11 de marzo de 2009

Inspiraciones



La veía dormir. Y por más que él hiciera ruidos para despertarle, nada lo lograba. Empezó por toser, luego empezó a mover algunos muebles, inflar globos para luego reventarlos, la televisión a todo volumen. Ella, con sus ojos cerrados, yacía impasible. Él procedió a lanzarle bolitas de papel, naranjas, zapatos, libros, sillas... nada. No hay caso. Llegó a pensar que se había muerto, así, sin más, en su sala. Lo cual no era mayor problema físicamente, pero era lo que ella representaba lo que le preocupaba más. Sin ella no podría él continuar. Pero vio que ella respiraba lentamente, musicalmente. “Bueno, ya despertará”, pensó. Atrajo el lienzo en blanco hacia sí e intentó pensar en algún modo de despertar a la musa durmiente...

4 comentarios:

mentolada dijo...

nunca es siempre me ha hecho volver inmediatamente al siempre es hoy de ceratti

siempre es hoy
nunca es siempre

no existe el hoy?

parece una ejercicio de razonamiento verbal de examen de admision que guarda un mensaje universal, crudo y desgarrador

sobre el texto... sin ella no podria el continuar... muy bueno


salut

Oriana P. S. dijo...

Me parece que Janis Joplin dijo una vez que el mañana no existe, que es el mismo día que sigue y sigue... siempre es hoy, punto para Cerati.

Me da gusto que hayas pasado por aquí. Ojalá no sea la última vez.

Saludos.

Alejandro Ramírez dijo...

Hola.

Me uno silenciosamente a tus hermosas narraciones...

http://cuentominicuento.blogspot.com/

Oriana P. S. dijo...

Si no puedes contra él, únetele...

Bienvenido y haremos lo posible por que te sientas a gusto. :D